Ella se acostaba con los compañeros de clase de su hija y ella se vengó yendo con la policía.

27 Ene, 2017

Jaimie Ayer es una madre de 40 años de Brandenton, Florida, que está enfrentando serios cargos por corrupción de menores, luego de que su hija y amigos la sorprendieran manteniendo relaciones con dos de sus compañeros. La adolescente había ofrecido una fiesta en su casa, el pasado 23 de Diciembre, a la cual asistieron 8 de sus amistades, todos de entre 17 y 18 años de edad.

Su madre se ofreció a comprarles alcohol y empezó a socializar con los chicos, mientras consumían las bebidas. En un momento dado de la noche, Jamie le dijo a uno de los muchachos que subiría a darse una ducha caliente y que tal vez él podría ayudarla.

El informe policial agrega que la mujer guió al chico a su habitación, en donde lo desvistió y le practico sexo oral. Un segundo adolescente habría llegado para unirse a ellos. Fue en ese momento cuando la hija de Jamie entró en el dormitorio con otros de sus amigos, sorprendiendo a su madre en pleno acto.

relaciones

Todos los menores de edad de la fiesta fueron interrogados por agentes policíales, pero fue la misma hija de Jamie quien, en venganza, les contó lo que su madre había hecho.

Tras emitir una alerta en su escuela, las autoridades arrestaron a Jamie el miércoles 18 de Enero, en su casa. La encontraron sumamente intoxicada.

Ahora, ella se encuentra recluida en la Prisión de Manatee County, bajo una fianza de 22,500 dólares en lo que se dicta una sentencia.

Por esto es que los padres no deberían mezclarse en las fiestas de sus hijos, ¿o tú qué opinas?