Ella robó un anillo a una anciana muerta en su funeral. Lo que sucedió después es otra lección de karma…

Siempre se ha hablado, de manera supersticiosa, de que no debe de robarse nada del cuerpo  y/o tumba de una persona muerta, ya que muy probablemente lo pagues con lúgubre boleto al infierno. Nuevamente, de manera supersticiosa. Aunque cuando se habla de superstición, muchas veces se tiene que tomar en cuenta el hecho de muchas cosas se pagan en vida, siendo el karma un factor muy grande en la vida de muchas personas.

Entonces, se pudiera decir que aunque no se fue al infierno, el karma fue un hecho bastante grande en la vida de esta mujer, que tuvo la osadía de robar el anillo de una señora durante su funeral.

robo-anillo-funeral-karma-4

Foto / Dailymail / Odessa Police Department

Aunque Lois Hicks, nunca fue asaltada en vida, verdaderamente fue asaltada en muerte y con un descaro gigante.

Recientemente durante el funeral de la funesta Señora Hicks, de 88 años de edad al morir, pasó algo muy curioso. El funeral fue largo, lleno de personas y tristeza por la partida de la Señora Hicks. Se le había vestido de una manera elegante, para tu partida de este mundo y para la triste ceremonia.

Esta vestida un típico vestido de señora mayor, y también la habían equipado con un anillo que se veía bastante caro y deseoso.

robo-anillo-funeral-karma-2

Foto / Capture / Youtube

Así que cuando se acabo la ceremonia, la habitación quedo en silencio y totalmente vacía, a excepción de las cámaras de seguridad que ahí vigilaban. Estas un poco después de acaba la ceremonia captaron algo: Un robo a la pobre señora Hicks.

Se pudo observar que una señora con ninguna conexión a la familia de ningún tipo, entraba a la habitación y se robaba el anillo que cargaba la señora Hicks en su dedo de la mano izquierda.

robo-anillo-funeral-karma-1

Foto / Dailymail / Odessa Police Department

Aparentemente, esta mujer llego a la funeraria pidiendo por favor usar el baño. Las cámaras pudieron captar como esta mujer caminaba hacia el baño, y que en el camino, y sin pensarlo dos veces, esta mujer osadamente se desvió a la sala donde se encontraba el cuerpo de la señora Hicks, y así robando el anillo en cuestión. Incluso tuvo la diligencia de no dejar huellas dactilares, puesto que se puso las mangas del suéter que cargaba sobre sus manos para así no dejar ninguna evidencia.

robo-anillo-funeral-karma-6

Foto / Dailymail / Odessa Police Department

Aunque curiosamente no contó de ninguna manera con la vista de las cámaras de seguridad que ahí se encontraban.

robo-anillo-funeral-karma-5

Foto / Dailymail / Odessa Police Department

Cuando la hija de la señora Hicks, entró para poder maquillar a su madre para que la ceremonia pudiera continuar, se percato de que el anillo faltaba. Rápidamente se empezó con la investigación y búsqueda de la sospechosa; pudiendo así agarrar a la sospechosa de 41 años.

Pero aparte de ser agarrada con un anillo el cual ella robó, ¿dónde es que entra el karma en todo esto? Pues la respuesta es algo graciosa. El anillo que la sospechosa robó, era tan solo una decoración de alrededor de $ 10.