Durante años esta chicha sufrió de bullying por tener esto es su rostro. ¿Ahora? Mira por ti mismo…

8 Feb, 2017

De niña, la modelo puertorriqueña Natalia Castellar nunca se imaginó que llegaría a ser tan reconocida por las redes sociales. Ella siempre tuvo un rasgo distintivo, que aunque hoy es su mayor fortaleza, en el pasado hizo que todos los demás se burlaran y la señalaran. Sus hermosas y gruesas cejas no siempre fueron motivo de orgullo.

“Me hacían burla por lo grandes y largas que son. Lo único que quería era depilarlas completamente, declaró la chica, de 17 años de edad.

Too lazy 4 a filter

Una foto publicada por Natalia Castellar Calvani (@nataliacastellarcalvani) el

Y es que antes, las cejas finas eran lo que más se llevaba. Pero hoy, la tendencia es otra y cada vez son más las mujeres que hacen de todo por hacerlas lucir más pobladas. Natalia tiene suerte de que las suyas sean tan naturales y gracias a ello, ha iniciado una exitosa carrera como modelo. Uno de sus contratos más importantes fue con una marca de calzado, que le pagó casi 150,000 dólares por una sesión fotográfica.

Where my brows come from

Una foto publicada por Natalia Castellar Calvani (@nataliacastellarcalvani) el

También recuerda como, cuando era niña, inventaba que estaba enferma solo para o ir a la escuela y escuchar los comentarios crueles de sus compañeros. Incluso intentó depilar sus cejas en una ocasión, pero su mamá no la dejó. Y tuvo suerte, porque hoy, Natalia es una joven muy segura de si misma y con gran popularidad en Instagram.

“¡No me importa si están de moda o no, amo mis cejas!”, dice orgullosamente.

Honey.

Una foto publicada por Natalia Castellar Calvani (@nataliacastellarcalvani) el

El primer sitio donde sus fotos se hicieron virales, fue Tumblr, luego de lo cual fue contactada por la revista Paper para tener su primera sesión de fotos. Y aunque todavía recibe comentarios negativos de vez en cuando, ella ha aprendido a ignorarlos y ser feliz con cada rasgo suyo.

🍒 @lpathelabel @piaarrobio

Una foto publicada por Natalia Castellar Calvani (@nataliacastellarcalvani) el

 ¡Qué envidia me dan sus cejas!