Después de perder 88 kilos, ella mostró la parte más fea de bajar de peso.

24 Abr, 2017

Bajar de peso, especialmente cuando se padece obesidad, es un mérito extraordinario. No obstante, hay una parte no tan glamorosa en la que casi nadie se pone a pensar. Kayla Hurley es una chica de 24 años de edad, que decidió darle un giro radical a su estilo de vida, luego de no poder subirse a una montaña rusa por su sobrepeso. Pesaba 162 kilos.

Luego de esforzarse al máximo, logró perder 88 kilos y rebajar sus medidas drásticamente, le quedó demasiada piel sobrante que según afirma, no solo se ve mal estéticamente, sino que también le ha traído algunas complicaciones de salud.

Esta fue una poderosa imagen que compartió por Imgur.

bajar-de-peso-3

De acuerdo con Kayla, la piel le cuelga no solo alrededor de su abdomen, sino también en sus brazos y pechos. Eso le ha ocasionado dolor en la espalda, además de afectar su centro de gravedad y la manera en que se ejercita. No puede usar toda la ropa que le gustaría, pues debe vestirse de acuerdo a su tipo de cuerpo. También debe llevar cuidados extras para dicha piel.

bajar-de-peso-4

Bañarse le lleva 30 minutos en vez de 15 minutos regulares, debido a que debe lavar el exceso de piel y esperar a que se seque. De lo contrario, podría contraer una infección.

bajar-de-peso-5

Este exceso de piel no se puede remover con ejercicio, la única alternativa es una cirugía. Sin embargo, Kayla dice que está ejercitando todo lo que puede para rebajar y tonificar tanto como pueda de manera natural, antes de quitarse la piel sobrante.

bajar-de-peso-1

A pesar de este problema, no se arrepiente de haber bajado de peso. Prefiere ser una chica saludable con piel de más, que volver a padecer obesidad.

¡Ella es todo un ejemplo!