Después de comerse un pavo navideño completo, esta perrita fue incapaz de moverse.

29 Dic, 2016

En la víspera de Navidad, una perrita llamada Bubba decidió darse su propio banquete, al escabullirse en la cocina de su familia y encontrar un jugoso pavo, listo para ser cocinado al estilo navideño. Cuando su dueño, David Barrett, de Prestwick, South Ayrshire la encontró más tarde, se impresionó al ver que había colapsado en el suelo del empacho. Y es que Bubba había arrasado con todo.

La cachorrita Chi Apso (mezcla de Chihuahua y Lhasa Apso), no se podía sostener en pie de lo mucho que había comido.

perro-bubba-banquete-navidad-4

Pronto, él decidió que tenía que compartir esta graciosa anécdota por Twitter:

perro-bubba-banquete-navidad-1

“No tuve oportunidad, mi perra devoró el pavo completo para mañana”.

perro-bubba-banquete-navidad-2

¡Ella está del mismo tamaño que el pavo! Oh por Dios”.

Por increíble que parezca, Bubba solo dejó un pedacito del pavo entero, que obviamente no iba a ser suficiente para los Barrett. Afortunadamente, más tarde pudieron conseguir otra ave para degustar en Nochebuena.

Además, parece que su mascota no sufrirá ninguna mala consecuencia, a excepción del empacho. Quizá no vayan a quitarle la vista de encima de ahora en adelante.

perro-bubba-banquete-navidad-2

Y mientras tanto, la pequeña Bubba fue puesta a dieta para Año Nuevo.

perro-bubba-banquete-navidad-3

¡Eres una glotona, Bubba!