Conoce a “Fray Bigotón”, el único perrito que también es monje franciscano.

6 Abr, 2017

Mucho se ha dicho de las familias o gente que vive sola que adopta a animalitos que no tienen hogar. Pero seguro que nunca se te había ocurrido que incluso las iglesias y conventos, podían poner de su parte en esta tierna iniciativa. Tal y como lo hizo el monasterio de monjes franciscanos Cochabamba, en Bolivia, luego de adoptar a un hermoso perrito Schnauzer de la calle.

“Fray Bigotón” es el nombre de este nuevo miembro del convento.

fray

Fray Bigotón o Carmelo (como también le dicen), ha pasado a ser un hermano más de los que viven aquí, por lo cual no vacilaron en hacerle su propio hábito a medida. Él es muy feliz corriendo y jugando por los jardines, y se ha adaptado rápidamente al ambiente de paz que reina entre los monjes. Ellos incluso lo presentaron orgullosos por Facebook y su historia no tardó en hacerse viral.

fray2

El Fray Jorge Hernández, uno de los monjes, confesó que el perrito era como un hermano más para todos y muy querido por la gente del monasterio, que por cierto, fue fundado en honor a San Francisco de Asis, considerado patrón de los animales.

“Es una criatura de Dios”, dijo, refiriéndose al can.

fray3

Luego de ver la iniciativa planteada por el proyecto animalista Narices Frías, que busca hogar para animales de la calle, los hombres de Cochabamba decidieron abrir su corazón y las puertas de su hogar a Fray Bigotón, esperando dar ejemplo a otras iglesias y conventos para que hagan lo mismo. Porque, ¿quién ha dicho que no pueden tener mascotas?

fray4

Ahora estas fotos han sido compartidas más de 34,000 veces en Facebook y enternecido a miles de personas. Los hermanos de Cochabamba nos han dado un gran ejemplo.

fray5

¡Nunca es tarde para compartir tu cariño con un animal sin hogar!