Bernardo Bertolucci admitió que la escena de violación en “El último tango en parís” es real.

6 Dic, 2016

“El último tango en París”, es una película del director Bernardo Bertolucci considerada como cinta de culto. En ella sin embargo, hay una cruda escena de violación protagonizada por María Schneider (entonces de 19 años de edad) y Marlon Brando. En el 2007 se supo que la misma no había sido actuada, sino que era 100% real. A María la habían ultrajado en el set.

El mismo Bertolucci admitió en una entrevista del 2013, que él y Brando, habían acordado no decirle a la actriz que sería violada de verdad, para que la escena fuera más auténtica. Deseaba que sintiera la humillación, porque “las películas se hacen así”.

Ya antes, María Scheneider había intentado denunciar la violación sin ningún éxito. A raíz del rodaje de la película, su vida se vio marcada por diversos problemas como el consumo de drogas y alcohol, la depresión y hasta el intento de suicidarse. Murió en el 2011, como consecuencia de un cáncer de pulmón.

Han tenido que pasar años para que el vídeo con dicha escena y la declaración de Bertolucci se viralizaran, obteniendo el repudio de Hollywood y de miles de personas.

En la escena, Marlon Brando usaba mantequilla como lubricante y sujetaba a la actriz boca abajo.

violacion-marlon-brando-portada

Foto/dailymail

Según reveló María, él no se disculpó con ella ni la consoló después de rodar la escena.

Foto/dailymail

Bernardo Bertolucci fue otro que jamás se disculpó con ella luego de ultrajarla.

violacion-marlon-brando-4

Foto/dailymail

En el momento de la violación, Marlon Brando contaba con 48 años de edad. Realmente repulsivo.

Foto/dailymail

Las celebridades están indignadas. Personalidades como Chris Evans, Jessica Chastain y Evan Rachel Wood han expresado su más sincero repudio por este hecho, afirmando que nunca verán la película de la misma manera.

A continuación, la polémica escena del filme. Mírala bajo discreción.

Es vergonzoso que algunas personas usen el arte como excusa para cometer estas aberraciones.