Así de fácil es poner droga en cualquier bebida. Cuidado, te podría pasar a ti.

13 Dic, 2016

El abuso sexual a las mujeres se ha convertido en uno de los problemas más graves de nuestro tiempo, pues a muchos hombres se les hace sencillo drogarlas en lugares concurridos como discotecas o antros. Miles de chicas jóvenes son potenciales víctimas de violación, secuestro y hasta asesinato según las estadísticas. E increíblemente, todo comienza por no tener cuidado con lo que se bebe.

Sabemos que esto no es ninguna justificación para los criminales y abusadores, pero desgraciadamente, hay que tener precauciones extremas hoy en día.

Con el fin de prevenir a las personas sobre este problema, Joey Salads salió a la calle a hacer un experimento social, demostrando lo fácil que es poner droga en el vaso de una chica. Y le funcionó.

Basta un descuido, ir al baño o hasta mirar a otra parte.

(No olvides activar la casilla de subtítulos y colocar la traducción correspondiente para tu idioma). 

Joey nos ha dado una gran lección para estar más alertas la próxima vez que salgamos. Estas son alunas precauciones que vale la pena recordar:

La primera es que jamás pierdas de vista tu trago.

No aceptes bebidas de desconocidos, ni de camareros. Que te sirvan directamente.

Bebe solo de botellas que sepas que han estado selladas antes de llegar a ti.

Si vas al baño, espera a terminar tu trago o déjalo con alguien de confianza.

Y si eres hombre y sales con tu pareja o amigas, por favor, mantente alerta. Hay que cuidarnos entre todos.