A los 2 años este niño fumaba 40 cigarrillos al día. Mira como luce ahora, ¡Te sorprendera!

26 Abr, 2017

En el 2010, el mundo se horrorizó al conocer la historia de Aldi Rizal, un pequeño niño de solo 2 años en Sumatra, Indonesia, que a su tierna edad ya tenía un hábito peor que el de muchos adultos.

El niño era capaz de fumar hasta 40 cigarrillos por día

cigarrillos

Nadie podía creer lo que él hacía con su pequeño cuerpo siendo tan solo un bebé. Había que mirar las fotografías para creer lo que parecía imposible. De inmediato, la prensa lo convirtió en el foco de atención y sus padres, que residían con él en una pequeña aldea, fueron duramente criticados por inculcarle este daño a su hijo.

A esas alturas, era un milagro que siguiera en pie; pues lo cierto era que había contraído graves problemas de salud

cigarrillos2

Por suerte, el gobierno indonesio tomó interés en el asunto tan pronto como salió a la luz y se comprometió a lograr que Aldi dejará su adicción a la nicotina. Les tomó dos años el lograr rehabilitarlo a su corta edad pero pronto se enfrentaron con otro obstáculo. Las ganas de fumar habían sido reemplazadas por la necesidad de comer a todas horas.

Aldi subió notoriamente de peso

cigarrillos3

En vez de fumar, Aldi ahora ingería comidas grasosas y una gran cantidad de leche condensada todos los días. Sus padres decidieron consultar con un nutriólogo

cigarrillos4

Tras llevar una dieta más saludable y alejada de los cigarrillos, poco a poco logró recuperar su salud y hoy, puede decirse que lleva la vida de un niño normal. En el 2013 su propia madre, Diane Rizal, anunció orgullosamente que había dejado de lado los cigarros para siempre:

“Al principio, cuando le quitábamos los cigarrillos Aldi tenía terribles rabietas. Pero ahora él ya no los quiere”, comentó.

cigarrillos5

Hoy, Aldi lleva una dieta muy estricta pero balanceada, en la que abundan las frutas y vegetales y es combinada con bastante ejercicio regular.

cigarrillos6

Si él puede llevar una vida saludable, significa que todos podemos cambiar nuestros hábitos, ¿no crees?